HOMENAJE A UN CRACK

DSC_0039
Enero 7, 2019

Si no se nació en la década del 50 o 60 en los alrededores de Valparaíso, no importa. Las cualidades de Francisco Valenzuela en el básquetbol traspasan generaciones y con sólo oír a sus pares, a quienes lo enfrentaron y también a quienes dirigió, hablar sobre él, alcanza para comprender que las aptitudes de ‘Kiko’ –como lo llaman todos con cariño– eran realmente excepcionales.

Y es que el término que mejor representa a su juego y virtudes proviene de Walter Figueroa, ex basquetbolista y ex Presidente Asociación de Básquetbol de Valparaíso, quien lo definió como “un adelantado”.

Walter Figueroa, ex basquetbolista y ex Presidente Asociación de Básquetbol de Valparaíso.

Walter Figueroa, ex basquetbolista y ex Presidente Asociación de Básquetbol de Valparaíso.

 

“Yo he seguido el básquetbol toda mi vida, he visto a muchos jugadores y a nivel nacional, Kiko es lo mejor que hemos tenido como país. Fue un avanzado para su tiempo, era muy fuerte físicamente, un conductor de primer nivel y era muy fácil jugar con él”, dijo Walter, quien agregó que una de las principales características de Valenzuela era que “siempre te dejaba sin rivales; él juntaba muchos jugadores, creaba los espacios y después te dejaba solo”, recordó.

Otro que se refirió al ex seleccionado regional y nacional, donde representó a Chile en los Sudamericanos del 61, 63, 65, 66 y 68, fue José Luis Verdejo.

“El Kiko tenía un talento natural, él hacia las cosas de forma simple, o al menos eso hacía parecer”, comentó entre risas el ‘Pipa’.

José Luis Verdejo, ex jugador, Mejor Deportista del Básquetbol en 1980 y 1982 y entrenador FIBA internacional.

José Luis Verdejo, ex jugador, Mejor Deportista del Básquetbol en 1980 y 1982 y entrenador FIBA internacional.

 

“Valenzuela tenía muy buena puntería, era buen pasador y era muy hábil por ambos perfiles. Además era un jugador muy cerebral y un líder en la cancha”, añadió José Luis, dejando claro que el aporte de Francisco sobre la cancha era inconmensurable.

“Yo jugué con él y contra él y ahí uno se daba cuenta de su talento, de su fuerza en las muñecas para realizar pases largos increíbles. Todos lo mirábamos como un espejo”, agregó el Pipa, quien es ex jugador, Mejor Deportista del Básquetbol en 1980 y 1982 y entrenador FIBA internacional, una distinción que sólo siete chilenos tienen en su currículum.

Para Eduardo Haye, actual vicepresidente de la Federación de Básquetbol de Chile, Kiko es “sin duda el mejor jugador de nuestro país, ya que tenía cualidades únicas. Era un jugador de flexibilidad y un conjunto de fintas extraordinarias y eso lo demostró también en el extranjero”, dijo Eduardo, en referencia al paso por Estados Unidos que tuvo Francisco, dónde jugó más de 50 partidos.

Eduardo Haye, vicepresidente de la Federación de Básquetbol de Chile.

Eduardo Haye, vicepresidente de la Federación de Básquetbol de Chile.

 

Sobre las principales habilidades de Valenzuela, Haye destacó que “lo que más me gustaba es que era un gran conductor y habilitador, con un gran puntería y –encima– era difícil de hacerle presión, ya que con el dribling que tenía, no había cómo pararlo. En el mundial de 1966 lo hicieron conductor y ahí juntaba uno, dos y hasta tres jugadores… “¡a uno lo dejaba solo! Era una maravilla de jugador”, resumió.

PALABRA PROPIA

Ante tantos halagos, Francisco Valenzuela confiesa ser “reacio a los homenajes, pero acepté éste porque mis nietos juegan en Los Leones y quiero que ellos vean lo que hizo el Tata”, aclaró de entrada.

Kiko Valenzuela y Carlos Saavedra, presidente del CDC Los Leones.

Kiko Valenzuela y Carlos Saavedra, presidente del CDC Los Leones.

 

Pese a eso, ya más distendido, Kiko agregó que “no me creo el mejor ni el más bueno, pero fui goleador, conductor y tuve la oportunidad de jugar 50 partidos en Estados Unidos”.

Sobre sus características, Valenzuela relató que “en Chile era un goleador neto desde chico, acá había muchos campeonatos nacionales y cada Asociación tenía torneos extraordinarios, donde incluso podían jugar extranjeros, entonces el nivel era muy bueno. Además, yo tuve la suerte de ganar dos campeonatos nacionales, uno en Melipilla y otro en Valparaíso”.

Sobre la selección nacional –la misma que muchos dicen fue la mejor de nuestra historia– Valenzuela explica y a la vez advierte: “Chile era bueno porque la competencia era buena, yo fui campeón en todas las divisiones y fui campeón de Chile en juveniles y también en adulto, con Árabe y Valparaíso”, abogando, entre líneas, por una mejora completa a nivel país.

Valenzuela, además, adelantó que “el domingo (en el homenaje) voy tener la palabra unos minutos y quiero nombrar a compañeros que se merecieron una conmemoración como esta, pero que murieron y nunca la tuvieron”, adelantó el crack que, según sus palabras, “en los últimos 12 años me he dedicado a retribuirle al básquetbol todo lo que me dio, entrenando a jugadores para el futuro”.

“CEREMONIA MERECIDA”

Para Juan Saavedra, ex basquetbolista y dirigente de Los Leones, Kiko Fuenzalida fue “un excelente jugador, uno de los mejores de Valparaíso y la Selección, era imparable en los clásicos del Fortín de la Católica, cuando todo se llenaba de tope a tope, ahí el Kiko se lucía”, rememoró el felino.

Juan Saavedra, ex basquetbolista y dirigente de Los Leones.

Juan Saavedra, ex basquetbolista y dirigente de Los Leones.

 

“Tenía un cambio de velocidad donde de repente se cambiaba la pelota de mano y podía salir para cualquier lado, era increíble. Yo compartí con él como jugador en la UC y este homenaje es absolutamente merecido, Kiko es uno de los mejores a nivel nacional y ha aportado mucho al básquetbol, desde la cancha y fuera de ella. Él jugó en Estados Unidos en una época en que eso era totalmente anormal”, finalizó Saavedra, demostrando que lo de “adelantado a su época”, era casi una descripción literal.

Desde Italia, el entrenador de Valenzuela, Dan Peterson, también quiso ser parte de este reconocimiento y vía correo electrónico le envió “un fuerte abrazo a un pequeño gran hombre”, en referencia a los 1.66 metros que medía Kiko.

Dan Peterson, ex couch de Kiko Valenzuela.

Dan Peterson, ex couch de Kiko Valenzuela.

 

“Hiciste un gran trabajo en la Selección y contra todos los grandes equipos americanos tuvimos JUEGO. Gracias por todo, te mereces cada honor y este homenaje me alegra mucho. Eres inolvidable y fue un honor ser tu entrenador”, terminó Peterson.

A veces, los cierres sobran.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Abónate 2019